17 Mitos sobre la consultoría financiera online. Consultoría financiera 2.0

Mitos sobre la consultoría financiera online. Consultoría financiera 2.0

De todas las habilidades de la vida que puedes desarrollar y fortalecer, el manejo de tu dinero es quizás una de las habilidades más impactantes e importantes. El dinero es fundamental para todo lo que hacemos en la vida y la forma en que nos relacionamos y manejamos el dinero puede tener un impacto significativo en nuestra calidad de vida.

Por esta razón, muchas personas deciden buscar la ayuda de un asesor / consultor financiero cualificado. Un buen consultor financiero puede ayudarte a mejorar tu éxito con el dinero y puede ser un recurso realmente valioso.

Sin embargo, hay muchos mitos y conceptos erróneos sobre los asesores financieros. Por ello, algunas personas dudan o se resisten a trabajar con alguien basándose en percepciones inexactas, fama o prejuicios.

Además, durante años, el sector de la gestión de patrimonios y consultoría financiera se ha resistido a la tecnología digital transformadora, con varias reacciones comunes que se utilizan como excusa para no avanzar rápidamente. Consideramos que también son «mitos» y, aunque el sector ha empezado a aceptar que hay que hacer más en materia digital, el ritmo sigue siendo lento.

Así que hablemos de los mitos que rodean a los consultores financieros y conozcamos la verdadera historia.

 

  • MITO 1: «Los individuos con alto valor neto no quieren herramientas digitales, solo el contacto cara a cara»
    La realidad: Aunque la relación directa es importante, más de una cuarta parte de los clientes prefieren el contacto digital al contacto directo, lo que aumenta en todas las regiones y grupos de edad.
  • MITO 2: «Los consultores financieros no utilizan herramientas digitales».
    La realidad: Los consultores financieros reconocemos cada vez más el valor que las herramientas digitales proporcionan para profundizar en la relación y facilitar el flujo de información, como la visualización de datos.
  • MITO 3: «La verdadera capacidad omnicanal es demasiado difícil».
    La realidad: Es difícil, pero algunas empresas ya están / estamos a medio camino en el análisis de datos 360º de carteras.
  • MITO 4: «Es una prioridad baja comparada con otros temas».
    La realidad: Alrededor del 56% de las empresas tienen lo digital como una de las tres principales prioridades a corto plazo, y casi el 69% la tiene como tercera prioridad a medio plazo, por lo que no avanzar significará quedarse atrás.
  • MITO 5: “Tengo que tener mucho dinero para trabajar con un asesor financiero.“
    La realidad: No es necesariamente cierto. Aunque hay muchos asesores financieros que sí tienen unos requisitos mínimos, también los hay que no los tienen. De hecho, el sector está evolucionando hacia un enfoque más variado y flexible a la hora de atender a clientes y parte de este movimiento está siendo liderado por organizaciones como Aolar. La profesión está ganando un número cada vez mayor de consultores financieros que rechazan los modelos anticuados del pasado y adoptan un modelo de servicio más moderno y eficiente, basado en la tecnología y la eficacia, con el fin de dar servicio a los clientes que pueden no tener mucho dinero (todavía).
  • MITO 6: “Un asesor financiero me hará sentir tonto”.
    La realidad: Ojalá este mito fuera 100% falso. Sí, hay asesores financieros que hablan en jerga financiera y te pondrán los ojos en blanco cuando no los entiendas. Un consultor que te hable “en chino” es mejor evitarlo. Porque un verdadero consultor financiero tendrá el corazón de un profesor y será paciente mientras explica los conceptos a sus clientes. Recuerda: tú eres el cliente y es tu dinero. Mereces ser tratado con respeto.
  • MITO 7: “Un asesor financiero sólo me dirá que deje de gastar dinero, así que tendré que esperar a la jubilación para hacer lo que quiero”.
    La realidad: Falso. Mucha gente cree que la planificación financiera consiste en meter todo el dinero posible en un fondo a futuro, lo que significa no tener vida hasta la jubilación. Y suena deprimente. Para nosotros, la planificación financiera significa organizar tu dinero de manera que apoye la vida que quieres vivir. Esto significa ayudarte a disfrutar de la vida ahora mismo, no dentro de 30 años o cuando te jubiles. Será un entrenador de dinero que te ayudará a controlar tus finanzas para que tu estrés disminuya y empieces a progresar hacia tus objetivos. ¡Y eso es divertido!
  • MITO 8: “Un asesor financiero pondrá todo mi dinero en acciones y eso suena aterrador y arriesgado”.
    La realidad: Un buen asesor financiero no pondrá todo tu dinero en acciones. Uno de los principios básicos de la planificación financiera es asegurarse de tener unos buenos ahorros a corto plazo para cosas como las emergencias y las compras grandes. Esto se suele hacer en una cuenta de ahorro a la antigua usanza. Más allá de eso, si es conveniente invertir el dinero en cuentas a más largo plazo, entonces se puede recurrir a las acciones. Sin embargo, en la mayoría de los casos, para la mayoría de la gente, tu dinero no va a ser invertido en acciones individuales. Eso sería bastante arriesgado. La mayoría de los asesores financieros crean carteras bien equilibradas y diversificadas para sus clientes, que se componen de fondos de inversión y/o ETFs que se componen de cientos de acciones y/o bonos diferentes. Y antes de hacerlo, van a evaluar tu tolerancia al riesgo y tu perfil para asegurarse de que su estrategia de inversión es adecuada para tu situación individual. Esta diversificación te proporciona mucha más estabilidad que las acciones individuales. Aunque siempre hay riesgos cuando se invierte en el mercado, la diversificación puede ayudar a eliminar gran parte de la ansiedad relacionada con la volatilidad.
  • MITO 9: “Necesito a alguien de mi localidad y tendré que conducir hasta su oficina para reunirme”.
    La realidad: ¡Estás de suerte! Muchos asesores financieros modernos utilizan la tecnología para comunicarse, por lo que nadie tiene que viajar. Por ejemplo, nosotros utilizamos sistemas de videoconferencia para reunirnos con nuestros clientes. Funciona muy bien y permite reunirte desde la comodidad de tu casa. Todo el mundo está ocupado y ¿quién tiene tiempo para desplazarse más de lo necesario? Muchos consultores financieros como nosotros tienen clientes en todo el mundo y se reúnen con ellos a miles de kilómetros de distancia por videoconferencia.
  • MITO 10: “Me sentiré avergonzado por mis hábitos monetarios”.
    La realidad: Si un asesor financiero hace que te sientas avergonzado por tu situación o tus hábitos monetarios, huye. Nadie es perfecto, todos cometemos errores y hacemos lo posible por mejorar. Un buen asesor financiero abordará tu situación sin juzgarla y será empático con tus necesidades. La persona adecuada te ayudará a sentirte cómodo y seguro cuando hables de tus retos monetarios.
  • MITO 11: “Los consultores financieros son muy caros. Costará demasiado en honorarios”.
    La realidad: Un buen asesor financiero vale mucho más que los honorarios que cobra. Más adelante hablaremos de ello. Dicho esto, hay cierta variedad en la forma en que los asesores financieros cobran por el servicio. Algunos lo hacen todo a porcentaje de los activos que gestionan para ti (generalmente en torno al 1% anual, más o menos) y esto suele salir directamente de tus cuentas de inversión, por lo que nunca tienes que hacer una transferencia o pasar una tarjeta. Otros también cobran una comisión inicial y/o continuan en función de lo que hagan por ti. Puede variar. Pero la cuestión es que hay alguien para ti y tu situación financiera específica. No dejes que el miedo a las comisiones te impida obtener ayuda. A los grandes asesores financieros les encanta ayudar a la gente y lo harán asequible para ti.
  • MITO 12: “Tendré que entregar mi dinero y patrimonio a alguien y no quiero hacerlo”.
    La realidad: Cuando trabajas con un asesor financiero, sigues teniendo el control total de tu dinero / patrimonio. Normalmente se guarda en custodia, que es una institución financiera que se encarga de guardar tu dinero. Está a tu nombre y es tu cuenta. Tendrás acceso a ella online en cualquier momento y podrás mover el dinero de un lado a otro y gestionar tu cuenta. Tu asesor financiero está asignado a tu cuenta, pero no tiene tu dinero. Y en última instancia, siempre tienes la última palabra sobre lo que se hace con tu dinero.
  • MITO 13: “Un asesor financiero sólo tratará de venderme productos para obtener una comisión”.
    La realidad: Este temor es comprensible. Hasta hace poco, gran parte del sector se basaba en la venta de productos a comisión. Tradicionalmente, un asesor financiero recomendaba un producto, como un seguro de vida o un fondo de inversión, y luego recibía una comisión cuando su cliente lo compraba. El sector ha evolucionado en el sentido de que la mayoría de los asesores financieros modernos son asesores fiduciarios de pago. Esto significa que no ganan dinero con las comisiones. En su lugar, cobran una tarifa basada en el servicio que prestan. Esto elimina cualquier conflicto de intereses o incentivos y ayuda al cliente a sentirse seguro de que el asesor financiero siempre trabaja en el mejor interés del cliente.
  • MITO 14: “Mi vida es tan sencilla que no necesito un asesor financiero”.
    La realidad: Tal vez seas soltero, sin hijos, sin deudas y con un trabajo «normal» y estable. Tal vez no necesites un asesor financiero. Pero quizá tampoco sepas lo que no sabes y podrías tomar mejores decisiones monetarias con la orientación adecuada. No hay una talla única en el espectro de la complejidad de la vida y la necesidad de asesoramiento. La vida puede ser sencilla ahora, pero rara vez permanece así. Es posible que estés al 100% en el buen camino y que manejes tu dinero a la perfección. O tal vez te vendría bien un consejo. En cualquier caso, la simplicidad en una determinada etapa de la vida no es necesariamente una razón para no buscar ayuda para planificar el futuro.
  • MITO 15: “Lo único que hacen los asesores financieros es decirme cómo invertir mi dinero”.
    La realidad: Algunos asesores financieros mantienen su ámbito de actuación centrado en la gestión de inversiones. Sin embargo, el creciente movimiento de asesores financieros modernos tiene un enfoque mucho más holístico. Muchos asesores financieros no sólo ofrecen la gestión de las inversiones, sino que también crean un plan financiero y proporcionan asistencia en la aplicación de ese plan. Muchos de los mejores asesores financieros también ayudan a sus clientes a través del coaching financiero y la responsabilidad para ayudarles a navegar por los desafíos monetarios de la vida y a mantenerse en el camino a través de la elaboración de presupuestos y otros servicios de apoyo.
  • MITO 16: “No necesito un asesor financiero porque puedo hacerlo todo yo mismo”.
    La realidad: La mayoría de nosotros somos aficionados al bricolaje. Lo entiendo. Sin embargo, ¿sabías que hay ciencia detrás de la noción de que los asesores financieros aportan valor? En un reciente estudio de Vanguard, se concluyó que los asesores financieros añaden alrededor de un 3% de rentabilidad a sus clientes frente a los que no trabajan con un asesor. Y eso sólo se centra en las inversiones, sin incluir los servicios de planificación y asesoramiento que ofrecen. Además, al igual que muchas otras profesiones, los asesores financieros realizan este trabajo día a día y hacen uso de un conjunto completo de herramientas, aplicaciones y fuentes de información para servir a su cliente de manera efectiva y a menudo pueden ver un panorama más amplio que alguien que no hace esto como un trabajo a tiempo completo. Mucha gente puede seguir la ruta del bricolaje sin más. Pero yo diría que la mayoría de la gente podría beneficiarse de la ayuda de un asesor financiero. Y esta ayuda podría suponer un cambio positivo significativo en su trayectoria monetaria con efectos de gran alcance en el futuro.
  • MITO 17: “Odio las matemáticas y los números y trabajar con un asesor financiero será muy aburrido y suena fatal”.
    La realidad: La mayoría de las personas no se levantan y dicen «no puedo esperar a reunirme con mi asesor financiero», como tampoco dicen «no puedo esperar a ir a la reunión de la comunidad vecinos». Al fin y al cabo, suena bastante aburrido y las hojas de cálculo no son divertidas. En realidad, trabajar con dinero tiene menos que ver con las matemáticas y más con la vida. Claro que las matemáticas son importantes (muy importantes), pero se manejan con herramientas y software. Lo realmente divertido es planificar la vida en relación al dinero. La emoción ocurre cuando empiezas a tomar el control de tu dinero a través del coaching presupuestario. Se vuelve realmente interesante cuando te liberas de las deudas y empiezas a construir tu patrimonio neto. Y es aún más divertido cuando creas el espacio y los sistemas para disfrutar de la vida ahora en lugar de estresarte escondiéndote de tus problemas de dinero (oye, no te juzgo – nosotros hemos pasado por eso). Además, no todos los asesores financieros son aburridos y estirados. Un buen asesor financiero se adaptará a tu personalidad. Podrá relacionarse con tu situación y te ayudará a dar vida a los números. Un buen asesor financiero te ayudará a ver las posibilidades y te motivará a fortalecer tus músculos monetarios. Incluso me atrevería a decir que puede ser divertido.

A través del trabajo con nuestros clientes hemos descubierto que una de las experiencias más poderosas y valiosas que tienen nuestros clientes es al principio de la relación. Lo primero que hacemos es reunir todas sus finanzas en un tablero racionalizado y, por primera vez, pueden ver su «vida» financiera en un solo lugar. Para alguien que ha vivido bajo el estrés de no conocer su situación durante mucho tiempo, este simple acto puede ser liberador y fortalecedor. Y luego se vuelve aún más divertido.

reunir todas sus finanzas en un tablero racionalizado

Conclusión

Aunque estos son algunos de los mitos más comunes, seguro que se te ocurren más. Pero sea cual sea el mito que te impide buscar ayuda, quiero que sepas que hay asesores financieros que se dedican a ayudarte sea cual sea su situación.

No dejes que las percepciones anticuadas o los miedos te impidan trabajar con alguien. Puede que te sorprendas gratamente de lo accesible, valioso y agradable que es trabajar con un gran asesor financiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas ayuda?