fbpx

LA HUELLA DE 2020

2020

Hoy 15 de diciembre de 2020 todo es distinto.

¿Es mejor? ¿o es peor?

Diciembre, ese mes con olor a mazapán y días de recuentros. Ese mes que despide cada uno de nuestros años envuelto en luces y champán, que nos obliga a hacer balance… ese mes en el que hacemos por una vez, algo a la vez.

¿Estamos preparados para despedirlo, no sin antes, agarrar todo el aprendizaje y reflexiones que nos deja elevados a la enésima potencia?

Pocas veces nos hemos encontrado en una situación que nos afecta a todos, sin distinción de ideologías, ni de riqueza, ni de razas… Algo nuevo, algo que puso patas arriba nuestras vidas, algo inesperado. Una amenaza hasta ahora inimaginable de la que hoy somos “supervivientes”. Hemos llegado hasta aquí, atravesando meses de incertidumbre, de dolor, de despedidas, lo que es una razón poderosa para llenarnos de esperanza. Pero, la pregunta es:

¿Qué esperamos? Una solución, una nueva etapa, un año mejor…

A las 8, cada tarde, puntuales, salíamos a aplaudir a nuestros héroes, repetíamos una y otra vez: “Todo va a salir bien”. Necesitábamos creer que así sería, teníamos sed de ilusión, pues nuestras reservas estaban bajo mínimos durante este 2020. Las cifras en las noticias rompían nuestro ánimo. La incertidumbre, el miedo, eran nuestros invitados cada día, las pantallas se llenaron de los abrazos de nuestros seres queridos.  No lo sabíamos, pero ese dichoso Covid-19 nos estaba cambiando para siempre.  Soñábamos con días normales, con abrazos normales, con vidas normales, incluso pedíamos una vacuna… que hoy es una realidad y sin embargo miramos con recelo… ¿Dónde quedó el beneficio de la duda?

La economía se desplomó llegando a niveles que hicieron cundir el pánico. La palabra crack financiero se escuchaba en todos los medios, los índices bursátiles no dejaban de registrar pérdidas, pintando de color rojo los parquets. El desempleo avanzaba hasta situarse en datos terriblemente difíciles de asumir por una sociedad desorientada. El PIB alcanzó un espeluznante -21,5%, trasladándonos a momentos históricos verdaderamente crudos.

El escenario actual invita a pensar en una leve y lenta recuperación, los fondos europeos contribuirán de manera significativa a ello, sin embargo  la solución definitiva pasa por una restructuración de costes, ganar confianza de cara al exterior, reformas importantes en el mercado laboral así como en el sistema de pensiones. Evitar lastras impositivas que frenen el consumo, entre otras muchas medidas, serán imprescindibles si queremos conseguir un crecimiento económico sostenible de cara a los próximos años.

Todos estos datos son sólo eso, datos. Pero… ¿es lo importante?

¿Qué vamos a recordar? ¿Qué hemos aprendido de este 2020?

 

Bob Marley dijo: “Nadie más que tú mismo puede liberar tu mente de la esclavitud”

Podemos elegir ser esclavos de este virus, de este problema, e incluso de la solución, del sistema, del miedo, de la incertidumbre. O podemos elegir ser libres, decidir cual es el balance real de este año, sin estereotipos, sin juicios, decidir que nos llevamos en nuestra mochila para el resto de nuestras vidas.

Cuando todo empezó hablamos de mejorarnos como personas, de vivirlo como un aprendizaje, de reinventarnos, reprogramarnos y regresar a nuestro “ser” más esencial. Quizás unos lo hayamos conseguido, otros no. Puede que algunos estemos en pleno proceso de adaptación, puede que transformándonos, quizás tratando de entender que ha venido a decirnos. Quizás no seamos los mismos nunca más…quizás todo se arregle pronto, o quizás tarde… pero hay algo que si ocurrirá seguro: el reloj volverá a dar las 12 campanadas, y nuestro contador de ilusiones volverá a ponerse en marcha, nuestros sueños volverán a activarse como si de un hechizo se tratase, porqué hasta en la peor de la circunstancias que hemos vivido este 2020, si algo no puede arrebatarnos ningún virus es nuestra libertad para soñar.

                                                                          ………………..¿ y tú, estás listo para recomenzar?………………..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?